“LA TACA D’OLI” dá soporte a la Comisión BarriNet Besós-Maresme para extender el reciclaje en el barrio

Reciclaje, aprovechamiento y reutilización de residuos, fomento de huertos urbanos, compostaje … son temas clave de este proyecto gestionado por La Fabrica cooperativa dentro del programa europeo B-Mincome donde desde junio de 2018 el departamento de Derechos Sociales de la Ayuntamiento de Barcelona y BarcelonActiva hacen tándem. La idea inicial del proyecto, nace del treball i la colaboración entre La Fàbric@ y el grupo Smart Barris.»Medio ambiente y sostenibilidad urbana» es el ámbito de intervención del proyecto donde las 8 personas que lo integran, la mayoría mujeres, han realizado una formación en jardinería y huertos urbanos y están contratadas para trabajar en estas temáticas en los barrios de la franja Besós. La intención de «La Taca d’Oli» es extender el aprovechamiento de los residuos orgánicos para la creación de compost destinado a huertos urbanos comunitarios y el aceite usado para la producción de jabón. El casal de barrio Ca la Isidret es el espacio de referencia del proyecto en el Distrito de Sant Martí, gestionado por la plataforma ciudadana Tabla Eje Pere IV, desde donde el equipo de La Mancha de Aceite ha ido conociendo el funcionamiento de iniciativas relacionadas con la economía social y solidaria como las cooperativas de consumo ecológico y energías renovables. Se trata de conectar de primera mano con experiencias que cambian el rumbo a una economía circular sin residuos, donde todo se aprovecha, para seguir sembrando en otros lugares. En este sentido, se han activado intervenciones y colaboraciones estables en espacios como el Pasaje Trullàs con el mantenimiento de los jardines vecinales y el Edificio Piramidón con un huerto urbano demostrativo dentro del proyecto «Cultivamos barrio». En Ca la Isidret la tarea de promoción de espacios verdes se ha empezado con la gente mayor aunque se quiere ampliar el vecindario y relacionarlo con el consumo responsable y de alimentos ecológicos de proximidad. En palabras sencillas, se trata de apoyar iniciativas para hacer una vida más saludable para las personas y para el planeta organizándose para gestionar temas básicos de cada día como la alimentación, desde la producción ecológica al consumo responsable, pasando por reciclaje. Cambiar de hábitos puede cambiar nuestra vida Las personas de «La Taca d’Oli» separan los residuos domésticos como una actividad dentro de su trabajo que les permite experimentar en el día a día una mayor conciencia ambiental que mejora la salud del planeta reduciendo las emisiones contaminantes en el aire que, en definitiva , respiramos todos. En su experiencia de reciclaje llevamos estos aspectos a compartir:

. “En casa ya nos hemos acostumbrado a ver las bolsas y los cubos, cada día nos cuesta menos recordarlo y cooperar con la recogida selectiva de nuestros residus”.

. “Lo que más solemos tener en casa es plástico. Intentamos reducirlo no comprando tantos productos de alimentación que contengan plástico. Al día de hoy lo llevo bastante bien”.

. “Los niños son los que más colaboran en el reciclaje porque en el col·legio se han acostumbrado a hacerlo”.

. “El reciclaje es una actividad que al principio ha costado para toda la familia por falta de espacio en la cocina, pero ahora nos hemos adaptado y lo hacemos con buen humor sabiendo que es para preservar el medio ambiente, reducir la contaminación y manejar mejor los residuos”.

Como ellas mismas explican, se trata de hacer cambios pequeños en el día a día que aportan resultados importantes en la dinámica familiar y comunitaria. Empezar por reciclar lleva a darnos cuenta de la cantidad de plástico que entra en nuestra casa y, de paso, del tipo de consumo que hacemos, de la alimentación que tenemos, etc. Todos estos son aspectos relacionados que se ponen de manifiesto al mismo tiempo y que cuando cambiamos un abrimos la puerta a una nueva manera de vivir, más respetuosa y más saludable a todos los niveles. Hoy ya sabemos, por estudios realizados en todo, que cultivar alimentos conlleva cultivar relaciones y que comer sano no depende tanto del dinero como planificarse la compra, comprar a granel, en el mercado, productos de proximidad y de temporada.La balón de la salud del planeta está en nuestro campo, somos nosotros quien decide si jugamos esta partida o si otros la juegan en nuestro sitio. Por eso, «La Taca d’Oli» comienza a colaborar con la Comisión BarriNet Besós-Maresme en el acompañamiento al vecindario en la separación de residuos domésticos para aumentar el reciclaje, cuidarse correctamente de donde dejar la basura en los contenedores y, al fin y al cabo, hacer de la calle un lugar fértil para el cultivo de las relaciones.

2019-03-08T12:16:27+01:00Noticia|