«Sembrando la sostenibilidad en el terreno cooperativo»

Sembrar, cooperativas y sostenibilidad son palabras muy potentes que no siempre van conectadas. Cuando esto sucede se activan muchas posibilidades de mejorar el suelo, hacer crecer y generar frutos que retroalimentarán el proceso. Hemos utilizado esta metáfora agrícola que permite entender que estamos hablando de incorporar la mirada y la práctica de la sostenibilidad en los procesos sociales. Así lo ha recogido Doris Boira en el artículo que lleva este título, «Sembrando la sostenibilidad en el terreno cooperativo», para la revista Cuadernos de Educación Continua del País Valenciano que dedican el último número 44 en un tema clave para estos tiempos , Ecopedagogia, ciudadanía y procesos de educación permanente y popular. Con una mirada en perspectiva y la intención de extraer y compartir aprendizajes presentamos algunas de las actuaciones realizadas desde la línea socio-ambiental de la cooperativa, que llaman «LA TACA D’OLI«. Se trata de un repaso contextualizada a algunos de los proyectos más estratégicos por el carácter comunitario y la incorporación de aspectos relacionados con la sostenibilidad socio-ambiental. Y, por supuesto, seguimos extendiendo esta «mancha de aceite» de la sostenibilidad en los barrios porque ya no es posible ni aconsejable separar la vertiente social de la ambiental en el actual contexto de crisis global.

El ecoalfabetització ciudadana es una manera accesible de conectarnos con la naturaleza de proximidad a partir de relaciones significativas que hacen circular la economía desde los conocimientos y las habilidades de todas. Y por eso es importante mantendré una perspectiva orgánica, de abajo arriba y de dentro a fuera, y también de género, intercultural e intergeneracional integrante aprendizajes vivenciales que son esenciales para afrontar los tiempos de crisis -no sólo climàtica- con «esperanza activa» . Entendemos el aprendizaje como un proceso vivo que implica abrirnos a una «ecología de saberes» coherente con el mundo diverso e interdependiente del que formamos parte. Lo hemos estado haciendo tanto en la gestión de equipamientos de proximidad, en el Casal de Entidades Mas Guinardó impregnando la programación y el apoyo asociativo para construir Barrios en transición hacia otras economías, en Ca l’Isidret en el marco del proyectó de innovación social B-Mincome, en el Parque del Guinardó aportando el conocimiento de la permacultura con Parque in process, o en el marco de procesos comunitarios para plantar y cuidar alcorques para Mejorar el bienestar en los barrios del Besós-Maresme … Porque como decimos en el artículo que se puede leer a continuación, «empezando por el local podemos aportar aprendizajes que van más allá y son trasladables a otros territorios de donde han surgido» si entendemos los aspectos importantes y sabemos escuchar lo que pide emerger en cada lugar para poder encaminar los pasos a una transición socio-ambiental realmente para todos.

«Los temas ambientales cada vez ocupan más tiempo, queramos o no, en las pantallas de los informativos y también en nuestras vidas bajo el titular de emergencia climática. En el periodo de confinamiento a raíz la pandemia mundial el impacto contaminante de las acciones humanas en la naturaleza disminuyó de una manera tan significativa que nos ha hecho ver lo que podríamos llamar «la magnitud de la tragedia». Ahora bien, no está tan clara la conexión entre lo que le pasa al entorno y lo que natros podemos hacer al respecto »

O aprendemos a sostenernos o nos jugamos el clima!
Quedarnos como estamos no es sostenible.
Qué necesitamos aprender en estos tiempos de pandemia?

Para acceder al artículo completo Click AQUÍ

2021-02-22T10:22:13+01:00Noticia|